La Iglesia hoy celebra la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, y el Papa Francisco inició su homilía afirmando que se podría decir que hoy es “la fiesta del amor de Dios” y a este tema dedicó su reflexión en la Misa de este 8 de junio en Casa Santa Martha. Inmediatamente el Pontífice aclaró: no somos nosotros los que hemos amado a Dios, sino que es Él quien “nos amó primero, Él es el primero en amar”. Una verdad que los profetas explicaban con el símbolo de la flor del almendro, la primera en florecer en la primavera, así, el Papa subraya: “Dios es así: siempre primero. Nos espera primero, nos ama primero, nos ayuda primero”.