En su homilía de la Misa matutina celebrada en Casa de Santa Martha este 30 de enero, el Santo Padre se refirió a las actitudes del verdadero pastor. Que son – dijo – aquellas con las cuales Jesús ha acompañado a su pueblo: cercanía y ternura concreta y no rigidez ni juicio. Con el Evangelio de San Marcos, propuesto por la liturgia del día, el Papa Francisco ofreció su meditación, en que se refirió a los dos episodios de curación acerca de los cuales más que "meditar" – dijo – hay que "contemplar", porque indican "cómo era una jornada de la vida de Jesús", modelo de cómo debería ser también la de los pastores, obispos o sacerdotes.