"La vanidad es enmascarar la propia vida. Y esto enferma el alma, porque enmascara la propia vida para aparentar, para fingir", lo dijo el Papa Francisco al comentar el evangelio del día en su homilía de la misa de este 22 de septiembre celebrada en Casa Santa Martha.