"¿Cómo es mi fe en Jesucristo?" Fue la pregunta que el Papa Francisco planteó en su homilía este 15 de enero en Casa Santa Martha. El Pontífice se inspiró en el Evangelio que afirma que, para comprender verdaderamente a Jesús, no debemos tener el corazón cerrado, sino que debemos seguirlo por el camino del perdón y de la humillación. También insistió en que nadie puede comprar la fe y ésta es un don que cambia la propia vida.