"La Iglesia es Madre", no "una asociación rígida" que, al final, se vuelve "huérfana". Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa de este 15 de septiembre en Casa Santa Martha, en la que, al igual que ayer, también participaron los nueve Cardenales consejeros, quienes hasta mañana mantienen reuniones con el Santo Padre.