Al comentar el Evangelio de este 3 de septiembre, fiesta de San Gregorio Magno, sobre la pesca milagrosa, con Pedro que echa las redes confiando en Jesús, incluso después de una noche transcurrida sin haber pescado nada, el Papa Francisco se refirió al encuentro con el Señor.