El Papa Francisco dijo en su homilía de este 22 de octubre, que para el cristiano la conversión "es una tarea, un trabajo de todos los días". El Obispo de Roma se inspiró en la Primera Lectura, que corresponde a un pasaje de la Carta de San Pablo a los Romanos, para subrayar que para pasar de la iniquidad a la santificación, debemos esforzarnos cotidianamente.