Estar atentos a la mundanidad que nos lleva a la doble vida. Es la recomendación que hizo el Papa Francisco en su homilía de la Misa celebrada este 17 de noviembre en Casa Santa Martha. El Pontífice reafirmó que, para custodiar la identidad cristiana, es necesario ser coherentes y evitar las tentaciones de una vida mundana.