Que todos los cristianos, obispos, sacerdotes y monjas venzan la tentación de una doble vida, Jesús llama a la Iglesia a servir y no a "servirse de", pidamos al Señor esta gracia. Son exhortaciones del Papa Francisco en su homilía de la Misa que celebró en Casa Santa Martha este 6 de noviembre.