"Es feo ver a un cristiano" que quiere "seguir a Jesús y a la mundanidad". Es la exhortación del Papa en su homilía de la Misa de este 26 de mayo en Casa Santa Martha. En efecto el Pontífice subrayó que en su vida, un cristiano, debe hacer una elección radical, por lo que no puede existir "un cristianismo a medias", no es posible tener "el cielo y la tierra".