Al comentar la Carta a los Hebreos, el Papa Francisco afirmó la mañana de este 29 de enero que Jesús "es la vía nueva y viva" que debemos seguir como Él quiere. Porque hay formas equivocadas de vida cristiana. Jesús "da los criterios para no seguir modelos equivocados. Y uno de estos modelos equivocados es privatizar la salvación".