El papa Francisco reflexionó este 23 de enero sobre el pasaje de san Pablo a los Hebreos, en el que el Apóstol habla insistentemente de la "nueva alianza" establecida por Dios con su pueblo elegido, y en su homilía ofreció una meditación sobre el perdón.