Al reflexionar la mañana de este 28 de abril, sobre la predicación del Evangelio a los paganos, que se lee en los Hechos de los Apóstoles, el Pontífice subrayó que también hoy es necesario tener "coraje apostólico" para no transformar "la vida cristiana en un museo de recuerdos", sino abrirse a las novedades del Espíritu Santo.