Teniendo en cuenta la liturgia del día, el Santo Padre observó la mañana de este 16 de abril que "muchas veces la obediencia nos conduce por un camino que no es el que pensamos que debe ser, sino que es otro". Y dijo que obedecer es "tener el coraje de cambiar de camino, cuando el Señor nos pide esto".