El Papa Francisco reafirmó este 13 de abril en la Capilla de la Casa Santa Martha que, tal como lo experimentaron los Apóstoles después de la Resurrección de Jesús, sólo el Espíritu Santo es capaz de cambiar nuestra actitud, la historia de nuestra vida y darnos valor.