El papa Francisco, basándose en el pasaje del libro de Eclesiastés en la primera lectura, señaló la mañana de este 25 de septiembre durante la misa matutina que, aun cuando lo hacen bien, los cristianos deben evitar la tentación de aparentar, de "hacerse ver".