Reflexionando sobre la Carta de San Pablo a los Efesios, el Papa Francisco reiteró en su homilía de este 30 de octubre por la mañana, que el diablo existe y "debemos luchar contra él, con la armadura de la verdad".