A la Iglesia "la hace Jesús", que no ve el pecado del hombre sino su corazón, al que busca para curarlo. Fue la reflexión del Papa Francisco en su homilía de este 28 de octubre celebrada en la Capilla de la Casa Santa Martha.