Reflexionando sobre la primera lectura de este 15 de mayo, el Papa Francisco explicó que los apóstoles cuando anunciaron a Jesús, no comenzaron a partir de Él, sino de la historia del pueblo.