Perdonar para encontrar misericordia es el camino que trae la paz a nuestros corazones y al mundo. Es, en síntesis, lo que dijo el Papa Francisco en la homilía de la mañana del lunes durante la Misa en la Casa Santa Martha.