La libertad cristiana está en la "docilidad a la Palabra de Dios". Así lo afirmó el Papa Francisco en la Misa de esta mañana en la Casa Santa Martha. El Pontífice subrayó que debemos estar siempre listos a acoger la "novedad" del Evangelio y las "sorpresas de Dios".