El Papa advirtió esta mañana sobre el peligro de las "tentaciones del bienestar espiritual", que impiden amar a Cristo con todo el corazón.  El Santo Padre hizo hincapié en este aspecto de la vida de fe en la homilía de la Misa celebrada esta mañana en la Casa Santa Martha.