El Pontífice reflexionó, en su homilía, sobre el Salmo de hoy, proclamado luego de la Primera Lectura, deteniéndose en la presencia del Señor en nuestra vida. Una presencia que acompaña. En la historia del Pueblo de Dios, observó el Papa, hay "momentos bellos que dan alegría" y también momentos "de dolor, de martirio, de pecado". A continuación, nuestro resumen en video: