El anuncio de Jesús no es una pátina, un barniz, sino algo que entra hasta al corazón y nos cambia. Lo afirmó el Papa Francisco el martes en la Misa de la mañana en Casa Santa Martha. El Papa repitió que seguir a Jesús no quiere decir tener más poder, porque su camino es aquel de la Cruz. En la Misa, concelebrada por Mons. Rino Fisichella y Mons. José Octavio Ruiz Arenas, presidente y secretario respectivamente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, participaron algunos sacerdotes del mismo dicasterio y un grupo de empleados de la Central termoeléctrica y del Taller de carpintería del Vaticano. Compartimos como cada día, un resumen en video: