Para encontrar al Dios vivo es necesario besar con ternura las llagas de Jesús en nuestros hermanos hambrientos, pobres, enfermos, encarcelados. Es lo que dijo la mañana de este miércoles el Papa Francisco, durante la misa celebrada en la Casa Santa Martha, a propósito de la Fiesta del apóstol Santo Tomás. Estaban presentes presbíteros y colaboradores del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, guiados por el Cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del dicasterio. A continuación, un resumen en video: