El Papa Francisco aseguró esta mañana que Dios “es un Padre que nos ama y sale a nuestro encuentro”. Con los mandamientos, que contienen sus palabras, “Él nos cuida y protege de la autodestrucción, porque somos sus hijos, no sus súbditos”. La Audiencia General se ha celebrado la mañana de este 20 de junio, en la Plaza de San Pedro bajo un sol radiante y con la presencia de miles de fieles procedentes de diferentes países del mundo.