La Iglesia, en el Bautismo, nos regenera a la vida eterna, haciéndonos hijos de Dios para siempre, indicó el Papa Francisco. El Santo Padre impartió la mañana de este 9 de mayo, la 5ª catequesis sobre el Bautismo en la Audiencia General, celebrada con la participación de miles de peregrinos en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano. El Papa señaló que “el hombre viejo se sepulta para que renazca una criatura nueva” por medio de los gestos sencillos del Bautismo. Al saludar a los peregrinos de habla española presentes en la Audiencia, en especial a los procedentes de España y Latinoamérica, el Papa los invitó a considerar la grandeza de la vocación cristiana que recibimos en el Bautismo.