“Son días nada fáciles pero he sentido casi físicamente vuestra oración”, ha dicho Benedicto XVI en sus primeras palabras tras anunciar la renuncia. Benedicto XVI ha sido interrumpido por los aplausos cuando ha empezado a hablar. Los motivos que ha dado son similares a los que explicó en latín a los cardenales. “No estoy preparado para desempeñar el ministerio petrino con la fuerza que requiere”, asegura el Papa. Compartimos este momento, en video: