Poner el conocimiento al servicio de la vida: Palabras del Papa Francisco en la Pontificia Universidad Católica de Chile (17/01/2018)

El Papa ofreció un Rosario a la estatua de la Virgen del Carmen en el Santuario de Maipú dejándose atrás la acogida afectuosa de los miles de jóvenes que compartieron con él un momento especial y se dirigió a la Pontificia Universidad Católica, cuarto y último encuentro de su segundo día de actividades en Chile este 17 de enero, donde también allí lo esperaban entusiastas más jóvenes, esta vez estudiantes, y un grupo de niños, junto a 1,200 exponentes del mundo académico. La ocasión, como señaló el mismo Pontífice en su discurso, fue el cumplimiento de los 130 años de vida de esta Institución, "entrelazada con la historia de Chile". Las "tareas relevantes" cumplidas por hombres y mujeres "para el desarrollo de la patria" fueron la premisa del Pontífice en su discurso a los estudiantes de la Pontificia Universidad de Santiago de Chile, para recordar a un estudiante especial: San Alberto Hurtado, "en este año que se cumplen 100 años desde que comenzó aquí sus estudios", cuya vida es claro testimonio de cómo la inteligencia, excelencia académica y profesionalidad, armonizadas con la fe, justicia y caridad, "alcanzan una fuerza profética capaz de abrir horizontes e iluminar el sendero, especialmente para los descartados de la sociedad". A continuación, el texto completo de su discurso:

Leer más...

¿Qué haría Cristo en mi lugar?: Palabras del Papa Francisco en el Encuentro con los jóvenes en Chile (17/01/2018)

Ser protagonistas del Chile que sus corazones sueñan: a ello impulsó el Papa Francisco a la juventud chilena, y les advirtió que madurar no es bajar la guardia y aceptar las injusticias: "la verdadera madurez es llevar adelante los sueños, siempre mirando para adelante, no bajando la guardia ni vendiendo las ilusiones", les dijo. La penúltima cita de este 17 de enero del Papa Francisco en Chile fue el festivo encuentro con la juventud que tuvo lugar en el Santuario Nacional de Maipú. El encuentro tuvo tres momentos, el saludo de un joven al Papa con la presentación del Símbolo de los Jóvenes para el Sínodo del 2018, la lectura del Evangelio, y por último el discurso del Santo Padre con el rezo del Padrenuestro, la bendición final y la ofrenda de un Rosario de oro a la imagen de la Virgen del Carmen. Compartimos a continuación, las palabras de Su Santidad:

Leer más...

La Iglesia no es de una élite clerical: Palabras del Papa Francisco en el Encuentro con obispos en Chile (16/01/2018)

Tras una intensa jornada en su segundo día de viaje apostólico a Chile, el Papa Francisco se reunió este 16 de enero con los obispos del país en la Catedral de Santiago, instantes después de haber celebrado allí mismo, el encuentro con los sacerdotes, religiosos consagrados y seminaristas, en torno a las 22:00, hora local. Durante el breve encuentro con sus hermanos en el episcopado, el Santo Padre dirigió unas palabras de afecto a Mons. Bernardino Piñera Carvallo, sacerdote chileno que este año cumplirá 60 años de obispo siendo así el obispo "más anciano del mundo y que ha vivido cuatro sesiones del Concilio Vaticano II: una hermosa memoria viviente", dijo el Papa. Recordando la visita ad limina de los obispos chilenos en Roma, hace menos de un año, el Pontífice hizo hincapié en la importancia de la paternidad que deben cultivar con su presbiterio, "estar cerca de los consagrados y presbíteros porque si el pastor anda disperso, las ovejas también se dispersarán y quedarán al alcance de cualquier lobo". "Una paternidad que no es ni paternalismo ni abuso de autoridad sino un don a pedir", afirmó el Papa Francisco animando a los prelados a "estar cerca de sus curas al estilo de san José". Reproducimos a continuación el texto completo de su discurso:

Leer más...

Invitados a no disimular nuestras llagas: Palabras del Papa Francisco en el Encuentro con sacerdotes y religiosos en Chile (16/01/2018)

La Catedral de Santiago de Chile fue el escenario del tan esperado encuentro del Papa Francisco con los religiosos, consagrados y seminaristas, en la tarde del martes 16 de enero. Allí llegó tras haber visitado el Centro Penitenciario Femenino San Joaquín. Fue recibido por el cardenal Arzobispo de Santiago, S.E. Ricardo Ezzati, quien le dirigió un saludo introductorio con el que presentó al Sumo Pontífice el corazón de la Iglesia de Chile, y al cual el Santo Padre respondió en su discurso, con estas palabras: "Me alegra poder compartir este encuentro con ustedes. Me gustó la manera con la que el Card. Ezzati los iba presentando: aquí están... las consagradas, los consagrados, los presbíteros, los diáconos permanentes, los seminaristas. Me vino a la memoria el día de nuestra ordenación o consagración cuando, después de la presentación, decíamos: «Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad». En este encuentro queremos decirle al Señor: «aquí estamos» para renovar nuestro sí", expresó. Para renovar ese "sí" al Señor, el Obispo de Roma recorrió tres momentos de la vida de Pedro y de la primera comunidad de cristianos, dado que, tal como él mismo precisó, "la vivencia de los apóstoles siempre tiene este doble aspecto, uno personal y uno comunitario". Ellos fueron: Pedro/la comunidad abatida, Pedro/la comunidad misericordiada, y Pedro/la comunidad transfigurada. Compartimos a continuación el texto completo de su discurso:

Leer más...

Una condena sin futuro es una tortura: Palabras del Papa Francisco en el Centro Penitenciario Femenino en Chile (16/01/2018)

"Ser privado de libertad no es lo mismo que estar privado de dignidad": lo aseguró el Papa Francisco en el saludo que dirigió este 16 de enero a las detenidas del Centro Penitenciario femenino "San Joaquín" de Santiago de Chile, a donde se dirigió después de celebrar la Santa Misa en el Parque O'Higgins de la capital chilena. El Pontífice fue recibido por el Comandante del Penitenciario, cinco Capellanes y dos reclusas con sus niños, que le regalaron flores. Un "gracias" por la oportunidad de poder estar "cerca de tantos hermanos que hoy están privados de libertad" inició el saludo del Papa al grupo de 500 detenidas presentes, seguidas por el agradecimiento también a la religiosa encargada de la pastoral por sus palabras y por el testimonio valiente de una de las detenidas, Janet, que "pidió perdón". "Gracias, le dijo el Papa Francisco, por recordarnos esa actitud sin la cual nos deshumanizamos". Compartimos a continuación el texto completo pronunciado por el Papa Francisco:

Leer más...