El verdadero multiculturalismo

Las notas y las voces maravillosas de los Ex Cathedra — el conjunto vocal e instrumental de Birmingham dirigido por Jeffrey Skidmore, y por primera vez en Italia en el Teatro Cucinelli de Solomeo con ocasión del festival musical de Umbría — han encantado al numeroso público con un refinado repertorio de música de las reducciones jesuitas y de las misiones de América Latina compuesta por artistas del calibre de Araujo, Salazar, Padilla y del pratense Domenico Zipoli. Pocas horas antes, en la iglesia de San Francisco de Trevi, un original diálogo musical entre órgano y clavicémbalo, también con fragmentos de Zipoli, llenó de alegría el corazón del auditorio. Las notas felices y armoniosas del clavicémbalo casaban perfectamente con las más profundas del órgano, sugiriendo un diálogo entre placeres de la vida, superficiales pero jocosos, y profundidad espiritual, igualmente necesaria para el ser humano.
 

La música contemporánea debe encontrar lo sagrado

La Feria Musical Umbra se abrió este año con un momento de reflexión sobre la relación entre arte y trascendencia. El sábado 10 de septiembre desde las 10.30 hasta las 17 en el aula magna de la Universidad para extranjeros de Perugia tuvo lugar el «Colloquium: Música y Fe», moderado por el compositor y crítico musical del periódico L'Osservatore Romano Marcello Filotei. Los trabajos fueron inaugurados y presididos por el presidente del Consejo pontificio para la cultura. Entre los participantes; los compositores Salvatore Sciarrino y Giorgio Battistelli; los musicólogos Quirino Principe y Giovanni Carli Ballola; el filósofo de la música Giovanni Guanti; y el director del «New College Choir» de Oxford, Edward Higginbottom.