El arte proporciona la armonía y la paz que el mundo necesita: Mensaje del Papa Francisco a los “Patronos de las Artes de los Museos Vaticanos” (28/09/2018)

El arte proporciona la armonía y la paz que el mundo necesita: Mensaje del Papa Francisco a los “Patronos de las Artes de los Museos Vaticanos” (28/09/2018)

El Papa Francisco envió un saludo a los “Patronos de las Artes de los Museos Vaticanos”, una asociación de benefactores que desde 1982 se dedica a promover la conservación de la vasta y única colección de arte custodiada en los Museos Vaticanos.

Con ocasión del 35to. aniversario de la Asociación, el Papa agradeció a sus dirigentes “el bien que hacen” y la “generosidad” de todos estos años, la cual ha contribuido enormemente – puntualiza en el mensaje – “a la restauración de numerosos tesoros artísticos que se conservan en los Museos Vaticanos” continuando así una tradición que abarca siglos e imitando “los hechos de quienes ingresaron a la historia de la Iglesia a través de la puerta del arte”. Compartimos a continuación el texto completo del mensaje, traducido del italiano:

Queridos amigos:

Estoy contento de acogerlos en ocasión de su encuentro en Roma, que coincide con el 35to. aniversario de la Asociación.

A lo largo de todos estos años su generosidad ha contribuido notablemente a la restauración de numerosos tesoros de arte custodiados en los Museos Vaticanos. Han continuado una tradición que atraviesa los siglos, imitando los gestos de cuantos han entrado en la historia de la Iglesia a través de la puerta del arte, por ejemplo subsidiando los frescos y los sarcófagos en las catacumbas, las grandes Catedrales románicas y góticas, las obras de Miguel Ángel, Raffaello, Bernini y Cánova.

El arte, en la historia, está sólo detrás de la vida en el dar testimonio del Señor. De hecho ha sido, y es, un camino maestro que permite tener acceso a la fe más allá de tantas palabras e ideas, porque con la fe comparte el mismo sendero, el de la belleza. Es una belleza, la del arte, que hace bien a la vida y crea comunión: porque une a Dios, al hombre y lo creado en una única sinfonía; porque conjuga el pasado, el presente y el porvenir; porque atrae en el mismo lugar e involucra en la misma mirada a gente diferente y a pueblos distantes.

Celebrar su aniversario significa entonces hacer memoria agradecida de todo esto, pero significa también renovar la consciencia de una importante misión, la de custodiar una belleza tan beneficiosa para el hombre. Contemplar el gran arte, expresión de la fe, nos ayuda en particular a retomar aquello que cuenta en la vida. El arte cristiano, de hecho, conduce dentro de sí mismo y eleva sobre sí mismo; nos trae de nuevo al Amor que nos ha creado, a la Misericordia que nos salva, a la Esperanza que nos espera.

Así, en nuestro mundo inquiero, hoy desafortunadamente tan lacerado y agobiado por egoísmos y lógicas de poder, el arte representa, quizá hoy más que en el pasado, una necesidad universal, en cuanto a que es fuente de armonía y de paz, y expresa la dimensión de la gratuidad. Por ello les agradezco de corazón por el bien que hacen, y doy a ustedes y a sus familiares mi Bendición, los mejores deseos de paz, pidiéndoles no olvidarse de mí en sus oraciones.

¡Que el Señor los bendiga a todos!