Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2019 (Oración del Día 3)

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2019 (Oración del Día 3)

Image

Día 3

El Señor es clemente y compasivo
(Salmo 145, 8)

Salmo 145, 8-13

El Señor es clemente y compasivo,
paciente y rico en amor.

El Señor es bondadoso con todos,
a todas sus obras se extiende con ternura.

Que tus obras te den gracias, Señor,
y tus fieles te bendigan;
que proclamen la gloria de tu reinado
y hablen de tus hazañas,
dando a conocer a los hombres tus hazañas,
la gloria y el esplendor de tu reinado.

Tu reinado es eterno,
tu gobierno permanece para siempre.

 

Evangelio según San Mateo 1, 1-17

Genealogía de Jesús, Mesías, Hijo de David, Hijo de Abrahán:

Abráhan engendró a Isaac;
Isaac engendró a Jacob;
Jacob engendró a Judá y sus hermanos.

Judá engendró, de Tamar,
a Fares y Zara;
Fares engendró a Esrón;
Esrón engendró a Arán;
Arán engendró a Aminadab;
Aminadab engendró a Naasón;
Naasón engendró a Salmón.

Salmón engendró, de Rajaab, a Booz;
Booz engendró, de Rut, a Obed;
Obed engendró a Jesé;
Jesé engendró al rey DAvid.

David, de la mujer de Urías,
engendró a Salomón.

Salomón engendró a Roboán;
Roboán engendró a  Abías;
Abías engendró a Asá;
Asá engendró a Josafat;
Josafat engendró a Jorán;
Jorán engendró a Ozías;
Ozías engendró a Joatán;
Joatán engendró a Acaz;
Acaz engendró a Ezequías;
Ezequías engendró a Manasés;
Manasés engendró a Amón;
Amón engendró a Josías;
Josías engendró a Jeconías
y a sus hermanos,
cuando la deportación de Babilonía.

Después de la deportación de Babilonia,
Jeconías engendró a Salatiel;
Salatiel engendró a Zorobabel;
Zorobabel engendró a Abiud;
Abiud engendró a Eliaquín;
Eliaquín engendró a Azor;
Azor engendró a Sadoc;
Sadoc engendró a Ajín;
Ajín engendró a Eliud;
Eliud engendró a Eleazar;
Eleazar engendró a Matán;
Matán engendró a Jacob.

Y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Mesías.

Así, pues, son catorce las generaciones desde Abrahán hasta David, catorce desde David hasta la deportación de Babilonia, y catorce desde la deportación de Babilonia hasta el Mesías.

Reflexión

«El Señor es bueno con todos, su amor llega a todas sus obras», dice el salmista, proclamando que el amor de Dios supera las fronteras de la etnicidad, la cultura, la raza y también la religión. La genealogía de Jesús que encontramos en el Evangelio de Mateo refleja esta visión amplia. Mientras que las culturas antiguas con frecuencia veían a las mujeres como inferiores, o como propiedad de sus padres y maridos, Mateo menciona cuatro mujeres entre los antepasados de Jesús, y dos de ellas, Rut y Rajab, eran gentiles. Otros tres de los antepasados en la lista eran conocidos por sus pecados, incluyendo al adúltero rey David. El hecho de que se les nombre en la genealogía de Jesús y se les haga formar parte de la historia humana de Dios proclama que Dios incluye a todos, hombres y mujeres, pecadores y justos, en su plan de salvación, sin tener en cuenta su procedencia.

Indonesia es un país con más de 17,000 islas y 1,340 grupos étnicos distintos, y las Iglesias están frecuentemente divididas según estas diferencias étnicas. Esta exclusividad puede llevar a que algunas se consideren las únicas poseedoras de la verdad, quebrantando así la unidad de la Iglesia. En medio del creciente fanatismo étnico y religioso y el aumento de la intolerancia en el mundo, los cristianos pueden prestar un servicio a la familia humana uniéndose para dar testimonio del amor de Dios que todo lo abarca, proclamando con el salmista que «el Señor es clemente y compasivo» con todos.

Oración

Padre, Hijo y Espíritu Santo, único Dios, te alabamos por tu inmensa gloria manifestada en toda la creación.

Danos un corazón grande para abrazar a todos los que son discriminados.

Ayúdanos a crecer en el amor más allá del prejuicio y la injusticia.

Danos la gracia para respetar la unicidad de cada persona, para que en nuestra diversidad podamos experimentar la unidad.

Esto pedimos en tu santo nombre. Amén.