Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2019 (Oración del Día 2)

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2019 (Oración del Día 2)

Image

Día 2

Digan simplemente: "sí" o "no"
(Mateo 5, 37)

Efesios 4, 21-25

Porque supongo que han oído hablar de Él y que, en conformidad con la auténtica doctrina de Jesús, les enseñaron como cristianos a renunciar a su conducta anterior y al hombre viejo corrompido por seductores apetitos. De este modo se renuevan espiritualmente y se revisten del hombre nuevo creado a imagen de Dios, para llevar una vida verdaderamente santa.

Por tanto, destierren la mentira, que cada uno diga la verdad a su prójimo, ya que somos miembros los unos de los otros.

Evangelio según San Mateo 5, 33-37

También han oído que se dijo a nuestros antepasados: No jurarás en falso, sino que cumplirás lo que prometiste al Señor con juramento. Pero yo les digo que no juren en modo alguno; ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, que es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran rey. Ni siquiera jures por tu cabeza, porque no puedes cambiar de color ni uno solo de tus cabellos. Que tu palabra sea sí, cuando es sí; y no, cuando es no. Lo que pasa de ahí, viene del maligno.

Reflexión

La violencia contra otros seres humanos no se ejerce sólo a través de las agresiones físicas y el latrocinio, sino también por medio de las habladurías y los rumores maliciosos. Los medios de comunicación social hacen más fácil que las mentiras se difundan instantáneamente a una gran audiencia. Los cristianos de Indonesia son conscientes de cómo esto ha llevado a que a veces los grupos religiosos, también cristianos, hayan difundido mentiras y prejuicios contra otros grupos religiosos. El temor y la amenaza de represalias pueden hacer a las personas temerosas a la hora de tomar partido por la verdad y pueden llevar a que se mantengan en silencio ante afirmaciones injustas y falsas que pretenden causar miedo.

Jesús dijo claramente: «Digan simplemente “sí” o “no”; todo lo que se diga de más procede del maligno». La mentira destruye las buenas relaciones entre las personas y entre los grupos, también entre las Iglesias. El engañoo quebranta la unidad de la Iglesia. La Carta a los Efesios nos recuerda que somos miembros unos de otros. Esto implica una llamada a los cristianos a ser honestos y responsables hacia los demás, para que puedan crecer en comunión. Si hacemos esto, no será el espíritu del maligno el que esté con nosotros, sino el Espíritu Santo de Dios.

Oración

Dios de justicia, danos sabiduría para distinguir lo bueno de lo malo.

Haz que nuestros corazones sean guiados por la rectitud y que nuestros labios digan la verdad.

Danos el valor de ser honestos también cuando otros nos atacan.

No dejes que difundamos mentiras.

Haznos, más bien, instrumentos de unidad y de paz, difundiendo buenas noticias para todos los pueblos.

Lo pedimos en el nombre de tu Hijo, Jesucristo. Amén.