Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2019 (Oración del Día 1)

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2019 (Oración del Día 1)

Image

Día 1

Que fluya el derecho como agua
(Amós 5, 24)

Amós 5, 22-25

Me presentan holocaustos y ofrendas,
pero yo no los acepto
ni me complazco en mirar
sus sacrificios de novillos gordos.

Aparten de mí el ruido de sus cánticos,
no quiero oir la música de sus arpas.

Hagan que el derecho corra como el agua
y la justicia como río inagotable.

¿Acaso me presentaron
sacrificios y ofrendas, pueblo de Israel,
durante los cuarenta años del desierto?

Evangelio según San Lucas 11, 37-44

Al terminar de hablar, un fariseo le invitó a comer. Jesús entró y se puso a la mesa. El fariseo se extrañó al ver que no se había lavado antes de comer. Pero el Señor le dijo:

- Ustedes los fariseos, limpian por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de codicia y de maldad. ¡Torpes! El que hizo lo de fuera ¿no hizo también lo de dentro? Pues den limosna de corazón, y entonces quedarán limpios. Pero, ¡ay de ustedes, fariseos, que pagan el diezmo de la menta, del té y de todas las legumbres, y descuidan la justicia y al amor de Dios! Esto es lo que hay que hacer, aunque sin omitir aquéllo. ¡Ay de ustedes, fariseos, que les gusta ocupar el primer puesto en las sinagogas y que los saluden en la plaza! ¡Ay de ustedes, que son como sepulcros que no se ven, sobre los que se pisa sin saberlo!

Reflexión

Algunas veces los cristianos pueden estar muy comprometidos con las plegarias y las celebraciones, pero menos preocupados por los pobres y los marginados. A veces oramos en la iglesia, pero al mismo tiempo oprimimos al prójimo y explotamos el medio ambiente. Los cristianos de Indonesia reconocen que en su tierra hay personas que intentan practicar su fe con pasión, pero que oprimen a los de otras creencias, incluso utilizando medios violentos. Sin embargo, en el Evangelio de Lucas Jesús nos recuerda que el signo exterior del culto auténtico de Dios es actuar con justicia. Condena con mucha dureza a los que descuidan esta obligación.

En la profecía de Amós, Dios rechaza el culto que le ofrecen los que no practican la justicia, hasta que hagan que «fluya el derecho como agua y la justicia como un río inagotable» (5, 24). El profeta insiste en el vínculo indisoluble entre el culto y realizar actos de justicia. Cuando los cristianos trabajan juntos para escuchar el grito de los pobres y oprimidos, crecen en la comunión entre ellos y con el Dios Uno y Trino.

Oración

Dios de la viuda, del huérfano y del extranjero, nos has enseñado el camino de la justicia.

Ayúdanos a segur tu camino haciendo justicia como culto dirigido a ti.

Como cristianos unidos, haz que podamos darte culto no sólo con nuestros corazones y nuestras mentes, sino también con nuestras obras.

Que el Espíritu Santo nos ayude y nos guíe para trabajar por la justicia donde sea que estemos, para que muchas personas puedan ser fortalecidas por nuestros actos.

En el nombre de Jesús. Amén.