Las mujeres, admitidas al lavatorio de pies del Jueves Santo

El Papa Francisco decidió realizar un cambio en las rúbricas del Misal Romano en relación al Rito del "lavatorio de los pies" contenido en la Misa de la Cena del Señor: de ahora en adelante, entre las personas elegidas por los Pastores para que sus pies sean lavados en la liturgia del Jueves Santo serán todos aquellos que pertenezcan al Pueblo de Dios y no solamente hombres o muchachos. El Santo Padre lo explica en una Carta dirigida al Cardenal Roberto Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Doctrina de los Sacramentos.

El Papa escribe al purpurado que desde hace tiempo reflexiona sobre "el rito del lavatorio de los pies contenido en la Liturgia de la Misa in Coena Domini con el intento de mejorar la modalidad de actuación para que exprese plenamente el significado del gesto efectuado por Jesús en el Cenáculo, su entregarse 'hasta el final' por la salvación del mundo, su caridad sin límites".

"Después de una atenta ponderación – continúa el Pontífice – he llegado a la deliberación de aportar un cambio en las rúbricas del Misal Romano. Dispongo por lo tanto que se modifique la rúbrica en la que las personas elegidas para el lavatorio de los pies deban ser hombres o muchachos, de manera que, a partir de ahora, los Pastores de la Iglesia puedan elegir a los participantes en el rito entre todos los miembros del Pueblo de Dios. Se recomienda, además, que a los elegidos se les dé una explicación adecuada del rito".

"Los elegidos entre el Pueblo de Dios son acompañados por los ministros... de modo que los Pastores puedan elegir a un grupo de fieles que represente la variedad y la unidad de cada porción del pueblo de Dios. Ese grupo puede estar formado por hombres y mujeres y, convenientemente, por jóvenes y ancianos, sanos y enfermos, clérigos, consagrados, laicos".

Asimismo, recordemos que el Papa Francisco ya realizó este gesto con el rito del lavatorio de los pies de algunas mujeres, en la celebración del Jueves Santo del 2015, en la cárcel romana de Rebibbia.