En el 50º aniversario de la Constitución conciliar Sacrosanctum Concilium, que fue promulgada por el Papa Pablo VI el 4 de diciembre de 1963, empezó este martes en Roma un simposio organizado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos en la Pontificia Universidad Lateranense, hasta el 20 de febrero, que tiene como objetivo conmemorar este importante documento conciliar sobre la sagrada liturgia.
 
El simposio tendrá una parte de reflexión teológica y pastoral, ofrecerá también un importante lugar a las celebraciones y los momentos de oración, y contará, asimismo, con espacio para la belleza del arte al servicio de la liturgia a través de conciertos y exposiciones. Uno de los momentos culminantes del encuentro será este miércoles, 19 de febrero, cuando los participantes encontrarán al Santo Padre durante la Audiencia General.
 
Los Padres del Concilio Vaticano II -recordaba el cardenal Antonio Cañizares Llovera, prefecto de la Congregación- al demostrar la prioridad que dieron a la liturgia aprobando en primer lugar la Constitución Sacrosanctum Concilium dejaron claro que "lo primero es la adoración: Dios por encima de todo. Partiendo, pues, con el tema de la liturgia, todos los padres conciliares se pusieron explícitamente bajo la luz de la primacía de Dios, destacándolo, al mismo tiempo, como una referencia segura del camino a seguir para el futuro".
 
El subsecretario del dicasterio del Culto Divino, Juan Miguel Ferrer precisó que "los temas sobre la teología que se desarrollarán en estos días servirán para todos, para la liturgia de la forma ordinaria o extraordinaria, para otras liturgias occidentales no romanas e incluso para liturgias de oriente", porque esta es la intención y el subtítulo del simposio: "Sacrosanctum Concilium: gratitud y esfuerzo por un gran movimiento de comunión eclesial".
 
El simposio dio inicio el día de hoy con el rezo de la Hora Tercia, presidida por Mons. Robert Le Gall O.S.B., Arzobispo de Toulouse, seguido por un saludo de Mons. Enrico dal Covolo, rector de la Pontificia Universidad Lateranense.
 
La primera sesión de trabajo fue presidida por el Card. Antonio Cañizares Llovera, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. En esta sesión se presentaron las conferencias "La lectura del concilio Vaticano II de acuerdo a una adecuada hermenéutica" a cargo del Card. Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos y "Perspectiva histórica, los hechos antes y después de la Sacrosanctum Concilium" a cargo del Profr. Phillippe Chenaux, director del Centro de Estudios e Investigación sobre el Vaticano II de la Pontificia Universidad Lateranense.
 
La sesión vespertina fue presidida por el Card. Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y en ella pudieron escucharse las conferencias "La historia del texto de Sacrosanctum Concilium" del Profr. Mons. Angelo Lameri de la Pontificia Universidad Lateranense y "Claves teológicas de Sacrosanctum Concilium" del Profr. Mons. Kevin W. Irvin de la Universidad Católica de América en Washington.
 
El día terminó con un concierto titulado "Voces del Oriente Cristiano" con el Coro del Colegio Ruso de Roma.